Entre las tareas importantes de una limpieza de comunidades en Las Rozas, el mantenimiento de jardines en las zonas comunes es una de las que más satisfacciones da. El jardín es una zona de esparcimiento y un espacio donde la belleza de la naturaleza se contempla sin filtros.

Para que el jardín de tu comunidad tenga un aspecto lozano, es necesario que se haga un mantenimiento de forma periódica.

Cuando contratas una empresa de limpieza de comunidades en Las Rozas, debes saber que estas tareas, de las que te hablamos a continuación, son las necesarias para que tu jardín no pierda fragancia ni belleza

El secreto de un jardín florido está en su mantenimiento. El primer trabajo a realizar es cortar el césped. Durante la primavera y el verano, es suficiente con cortar el césped 1 y 2 veces por semana. En el otoño y el invierno, al no crecer tan rápido la hierba, es suficiente con cortarlo cada 15 días o una vez al mes.

La razón que explica que el jardín de zonas comunes se encuentra en buen estado son estas 4 tareas: airear, escarificar, recebar y resembrar.

El aireado oxigena el terreno y permite que llegue el necesario oxígeno a las raíces del césped. Conviene realizarlo cada 2 o 3 años.

La acumulación de desechos como hojas muertas y raíces sobre el césped crea un manto, el llamado fieltro, que no le permite crecer en condiciones. Con un rastrillo rascas esta capa, una vez al año, al principio de la primavera.

Las dos últimas tareas son el resembrado del terreno, con el que le ayudamos a regenerarse y rejuvenecerse; y el recebo, a aplicar después de cada escarificación porque es un aporte de arena con sílice que ayuda a que las semillas del césped enraícen adecuadamente.

Desde Solventa, esperamos que este post te ayude a cuidar del jardín de tu comunidad.