Si en el edificio donde resides tenéis contratada una empresa de limpieza comunidades en Las Rozas, creemos que puede ser muy interesante y útil que conozcas qué es y en qué os afecta la posible subrogación del personal en esa empresa.

La subrogación es un concepto y una situación que se da cuando se cambia de contratista o subcontratista para una actividad como la de la limpieza comunidades en Las Rozas, ya sea de carácter público o privado. Está regulada por el Convenio Sectorial Nacional de Edificios y Locales, en concreto por el artículo 17, y su objetivo es mantener la estabilidad de los empleados en esa actividad concreta.

Cuando en la comunidad de vecinos se plantea un cambio de empresa de limpieza, la relación laboral no tiene que extinguirse necesariamente, y la nueva empresa tiene el derecho y el deber de mantener en sus puestos a los trabajadores.

La subrogación se puede hacer de dos formas:

1. Mediante documento de subrogación en el que se van a incluir todos los contratos de los trabajadores. La nueva empresa deberá, por tanto, asumir deberes y obligaciones y mantener las condiciones laborales de los trabajadores.

2. Mediante la rescisión de los contratos de los trabajadores. Seguidamente se realiza una nueva contratación por la empresa entrante. La empresa que sale de la comunidad debe realizar la extinción de esos contratos. Siempre se debe realizar ajustándose al Estatuto de los Trabajadores, tanto en despidos procedentes como improcedentes.

En caso de que se realice un despido improcedente de toda la plantilla, la empresa que sale, al indemnizar a los trabajadores, queda liberada de obligación alguna. La empresa que entra realizará contratos nuevos desvinculados de los anteriores completamente.

En Solventa estamos a tu disposición para informarte sobre todos los servicios que prestamos y sobre cualquier duda que puedas tener sobre este u otro tema relacionado con nuestra actividad.