Nuestra experiencia como empresa de limpieza de comunidades en Majadahonda nos ha enseñado que la limpieza es un pilar fundamental de nuestra labor. Unas zonas comunes cuidadas y limpias tendrán no solo una vida más larga, sino que también evitarán otro tipo de problemas que pueden derivarse del poco cuidado de estas zonas.

Accidentes, desperfectos, problemas de salud e, incluso, una negativa convivencia pueden ser los resultados de una limpieza deficiente. Por esta razón, como empresa de limpieza de comunidades en Majadahonda, siempre damos una vital importancia al hecho de que las zonas comunes estén limpias.

Una limpieza adecuada favorecerá la seguridad de los inquilinos y propietarios. El suelo mojado por el agua de la lluvia o las hojas caídas de los árboles del jardín pueden ser las causas de caídas, si no se atienden correctamente estos problemas.

De igual manera, una adecuada ventilación de los espacios cerrados y la desinfección de barandillas y pomos de las puertas nos ahorrará problemas de salud. Estos últimos son lugares por los que pasan cientos de manos cada mes, por lo que son unos focos de gérmenes y bacterias con los que hay que tener especial cuidado.

Las plagas son también unos de los problemas más graves que suelen afectar a las comunidades de vecinos a causa de la falta de higiene. Las ratas, las cucarachas y otros insectos anidan en zonas sucias y húmedas y acabar con ellos no es sencillo. Por consiguiente, es fundamental la precaución.

Y lo que es más importante, en Solventa somos conscientes de cómo la limpieza afecta también a las buenas relaciones entre los vecinos. La suciedad y los problemas que de ella se derivan causan tensiones que se traducen en peleas y desencuentros, razón de más para atender con especial cuidado la limpieza de nuestro edificio.