La llegada de la temporada estival suele venir acompañada del disfrute de nuestra piscina. Si disponemos de un servicio de mantenimiento de comunidades en Las Rozas, la apertura se suele ejecutar con premura y podemos estar disfrutando de las instalaciones a su debido momento.

Pero hay que tener en cuenta que diversos factores pueden provocar que el inicio sea más o menos costoso, sobre todo en recursos económicos, dependiendo del tipo de mantenimiento que se haya realizado durante los meses anteriores.

Es interesante tener unos conocimientos mínimos para evaluar qué tipo de tareas de conservación serían las más recomendadas para nuestra piscina con vistas a poder elegir entre las propuestas que un servicio de mantenimiento de comunidades en Las Rozas pueda presentarnos.

Vamos a plantear a continuación cuáles son las opciones más comunes que más se frecuentan en este ámbito:

- Una de las tendencias más populares es el uso de lonas para cubrir la piscina. Esto facilita en gran medida que no se depositen sedimentos en descomposición alterando la calidad del agua y preservándola en buen estado hasta nuevo uso. El coste no es muy elevado y el ahorro es sustancial porque no existiría la necesidad de cambiar el agua anualmente.

- Si hemos decidido no vaciar la piscina, hay que tener presente el clima del lugar. Por citar un ejemplo, en Madrid las temperaturas no suelen ser extremadamente bajas salvo en momentos puntuales del año. El principal riesgo para las piscinas surge cuando el agua se congela, y por expansión, provoca roturas en las paredes y en las tuberías. Contar con buen especialista que se responsabilice de prevenir esto será fundamental.

En Solventa somos capaces de proporcionar todas estas soluciones para las piscinas comunitarias, además de asesorar en las últimas tendencias y atender a las consultas e incidencias que puedan ir surgiendo a lo largo del año.