A los empleados de las empresas dedicadas a la limpieza de comunidades en Majadahonda, especialmente si aparentan ser algo jóvenes, suelen mirarle con cierto asombro cuando ven que en su carro de trabajo suele haber uno o varios limones que utilizan para limpiar determinadas cosas. Existen muchos productos de limpieza “al limón” e, incluso, inconscientemente asociamos el aroma de limón con el olor a limpio, pero no se les había ocurrido exprimir las propiedades de limpieza de una fruta tan común.

Lo cierto es que quienes trabajamos en la limpieza de comunidades en Majadahonda utilizamos limón para desinfectar las superficies de trabajo de la cocina, frotándolo sobre las tablas de cortar. Ese mismo limón se puede utilizar también para frotar los platos tras la comida, antes de meterlos en el lavavajillas, especialmente si no vas a ponerlo en marcha hasta uno o dos días más tarde.

Con el zumo de un limón, dos cucharadas de sal y un vaso de agua, todo bien mezclado, conseguimos un producto maravilloso para limpiar la bañera y  el resto de los sanitarios del baño dejando, además, una fragancia fresca y muy agradable.

También con el zumo de un limón, mezclado esta vez con un vaso de agua nos será más sencillo limpiar el interior del microondas: vierte el líquido en un recipiente y mételo en el micro sin taparlo y caliéntalo hasta que empiece a hervir. El vapor que ha soltado la mezcla ablandará la suciedad que tuviera el micro y ahora podrás limpiarla con una simple bayeta húmeda.

Hay decenas de otras cosas para las que puedes utilizar el limón, para limpiar joyas, las ventanas, la madera, blanquear la ropa… Pregunta a cualquiera de los empleados de Solventa y puede contarte algunos cosas más para las que lo utilizan.